Cuello de cisne

cuello- Alexandra rada

Alexandra rada

Nos encantaría tenerlo largo y delicado, sin surcos ni arrugas, pero la genética no siempre es generosa. Así que los cuidados son imprescindibles en esta zona en la que la piel es la mitad de fina que la de las mejillas (solo dos milímetros) y que está sometida a un movimiento constante que se traduce en mayor riesgo de arrugas, con surcos tres veces más profundos que los de la cara y una flacidez a la que es difícil poner freno. Así que no hay más remedio: si quieres lucir un cuello más bonito durante más tiempo, tienes que ponerte manos a la obra. Te descubrimos los mejores tratamientos y cosméticos para que puedas llevar bien alta la cabeza.

Un “roller” que redensifica la piel

Las virtudes de la mesoterapia –esas micro-inyecciones que contienen un cóctel revitalizante cuyo objetivo es estimular la regeneración de la dermis– son bien conocidas. Un sistema muy similar es la micropuntura de la marca Biologique Recherche. Esta técnica, que se realiza en centros de estética, consiste en unas micro-inyecciones de vitaminas, aminoácidos y oligopéptidos que provocan una ligera inflamación en la epidermis. Su objetivo es estimular la producción de colágeno, elastina y ácido hialurónico de la dermis, para regenerar la piel. Para quienes tienen fobia a los pinchazos, los laboratorios Filorga han creado una alternativa: la “meso-needling”, un “roller” con 600 microagujas que multiplican los puntos de impacto. El proceso es más rápido –dos sesiones en lugar de 10–, más barato y menos doloroso.

Infrarrojos antiarrugas

Si la luz ultravioleta daña la piel, ¿por qué no recurrir a la luz que la cura? En este caso, es la luz LED, una de las novedades en estética. Según la longitud de onda escogida, se estimula la piel para regular la pigmentación, controlar el acné o estimular la producción de colágeno y elastina.

Ultrasonidos y radiofrecuencia: las ondas del futuro

La radiofrecuencia es “como un fondo de pensiones para la piel”, explica la dra. Virtudes Ruiz. El tratamiento es indoloro, y se realiza una vez al año para evitar la pérdida de fibras de sostén que se producen con los años.
Un cuello que se marchita, o un óvalo que se descuelga, pueden beneficiarse de estas técnicas. “La piel está compuesta por una trama de fibras de colágeno que, con el tiempo, va relajándose en su superficie. Pero también hay otra trama de colágeno que une la piel a los tejidos subyacentes. Este tejido de sostén es el que se intenta volver a poner en tensión”. El modo de acción es enviar calor a las capas profundas de la piel para favorecer la contracción de las fibras de colágeno. En el caso de la radiofrecuencia, el médico calienta la piel hasta llegar a entre 39º C y 42º C. La ligera retracción inmediata que se provoca con el calor va seguida por una producción natural de colágeno que puede durar de tres a seis meses. En unas cuatro o cinco sesiones se nota la contracción del óvalo y el alisado del cuello.

Minihilos de última generación

Lo último en estética son los minihilos de polidioxanona, una variante de las suturas de cirugía cardiaca. La dra. Elvira Ródenas los considera una de las mejores herramientas antiflacidez, tanto por su facilidad de aplicación como por su seguridad y resultados. Alrededor de las suturas, se forma colágeno, que tensa la piel. Los hilos se reabsorben de forma natural entre los seis y los ocho meses siguientes, y el resultado se mantiene de 12 a 18 meses. El tratamiento se puede repetir pasado ese tiempo o antes, si se requiere un mayor efecto. Para la dra. Natalia Ribé, otra de las ventajas de los minihilos es que, al insertarse en capas profundas, la molestia es mínima, y los resultados son progresivos ya que se consigue una nueva estructura interna de la piel.

La toxina que tonifica

La “bestia negra” de muchas mujeres es lo que algunos denominan “cuello de pavo”, es decir el descolgamiento del músculo que provoca que la piel asome por debajo de la barbilla. Provocado por el relajamiento muscular, las inyecciones de toxina botulínica distienden el músculo, para todo vuelva a su sitio. Eso sí, sus efectos son efímeros: solo tres meses. Además, debe ser realizado exclusivamente por un médico especialista y no se recomienda para todos los tipos de descolgamiento.


El lifting que nos quita 10 años

Si el descolgamiento de la piel del cuello es severo, las inyecciones de botox en el óvalo del rostro pueden ser contraproducentes, puesto que embotan y masculinizan los rasgos. Los médicos estéticos recomiendan, en ese caso, un lifting que vuelva a poner la piel en tensión y rejuvenezca una década. Horas después de la intervención vuelves a tu casa con un simple vendaje que deberás conservar durante 24 horas. A los 15 días, todo vuelve a la normalidad.

Más información: Centro Europeo Médico Estético (telf.: 917 52 40 18).


Buenos gestos que te ayudan

Ejercicios, exfoliación y algunos trucos pueden ayudarte a mantener el cuello más tiempo joven. Dominique Rist, directora de desarrollo de tratamientos de Clarins, nos aconseja.

1. Olvida la gimnasia facial si no quieres acentuar las arrugas
. Es mejor hacer ejercicios contra el doble mentón: pega la lengua contra el paladar, echándola hacia atrás. Contrae 10 segundos y relaja.

2. Cuanto más estimulada esté la piel, menos envejece.
Realiza una exfoliación tres veces por semana y regálale cada día un minuto de estimulación mediante pequeños pellizquitos.

3. Si tienes un pecho generoso, no duermas de lado.
Si lo haces, corres el riesgo de que te aparezca una arruga en forma de Y. Dormir con el sujetador la evitará. La marca Pillow Bra ofrece un sujetador con ese fin.

4. No dudes en aplicarte tu tratamiento adelgazante.
Te ayudará a reducir el antiestético doble mentón.

¿Alergia a los perfumes?

Aunque la legislación es cada vez más estricta, no son raros los casos de alergias a las esencias de las plantas o a los aceites esenciales que contienen la mayoría de los perfumes. Si a su uso añadimos un poco de sol, incluso en la ciudad, y la mala costumbre de vaporizarse sobre el cuello… no es raro que aparezcan en esa zona las manchas marrones o rojas. Para prevenirlas, es mejor vaporizar la ropa y no la piel. Y para tratarlas hay que utilizar, desde el momento de su aparición, una crema despigmentadora o anti-rojeces, por la mañana y la noche, durante dos meses.


LOS NUEVOS COSMÉTICOS 3.0.

No solo del rostro viven las grandes firmas de cosmética. Buscar un ataque global a todos los signos de la edad, incluido esa zona tan visible y fundamental que es el cuello, es el objetivo que abrió Sisley en 1999 con Sisleya. Tras ellas, llegaron otros nombres incuestionables: Capture Totale de Dior, Sublimage de Chanel, Orchidée Impériale de Guerlain o Revitalizing Supreme de Estée Lauder. Analizamos las mejores razones para elegir un crema de última generación.

Se adaptan a nuestra vida

“Las mujeres las reclaman –asegura Rafaella Cornaggia, de Estée Lauder–. Sobre todo aquellas que han aprendido a vivir su edad con armonía, sin ansiedad ni obsesión, pero que quieren resultados rápidos y, a la vez, disfrute de los sentidos”. En Sisley lo confirman: “Hay una verdadera demanda para los productos multifunción, simples, bellos y eficaces”.

Nos ofrecen un plus

“La mentalidad ha cambiado; cada vez somos más conscientes y menos indiferentes”, cuenta Edouard Mauvais-Javis, director de comunicación científica de Dior. A su juicio, “igual que ocurre con la preocupación por el medio ambiente o con la lucha contra el tabaco, la idea de la prevención cobra más fuerza. Queremos preservar nuestro capital de juventud día a día, pero siempre apostando por el largo plazo”.

Dan más tiempo al tiempo

En los últimos 20 años, las mujeres hemos ganado una década. Antes se empezaba a envejecer con las primeras arrugas, pero hoy, gracias a los tratamientos antiedad, la protección solar e, incluso, al botox, en la década de los 30 no hay casi arrugas. “Además, se llama la atención sobre todo lo que antes pasaba desapercibido: la falta de luminosidad, los poros, los granitos… Y a los 40 años, todo llega al mismo tiempo, de ahí la necesidad de de un tratamiento polivalente. Lo que las mujeres quieren es ganar 15 años entre los 30 y los 45 años, no a los 70”.

Tienen respuesta para todo

Los investigadores ya no intentan sobre-estimular las células de nuestra dermis bombardeándolas con un activo supuestamente milagroso, aún a riesgo de desequilibrar el resto. Nos ofrecen soluciones más suaves y duraderas, que estimulan los mecanismos naturales y reparan en el día a día. Con las investigaciones relacionadas con la genética, las células madre y la comunicación intercelular, un activo puede ocuparse de un montón de funciones.

Alisan nuestro ego

La crema no puede competir con la medicina estética, que borra las arrugas en 10 segundos, pero sí mejora el estado general de la piel sin agresiones. También alegra nuestra vista y nuestro tacto con sus texturas seductoras, perfumes exquisitos y envases preciosos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s