Cavitación: ¡Adiós a la celulitis y la grasa!

Muchas personas presentan una acumulación de grasa en áreas específicas de su cuerpo como muslos, cadera o barriga que, en ocasiones, son muy difíciles de reducir incluso con ejercicio y con una alimentación balanceada.

Alexandra Rada

Alexandra Rada

Entonces, surge la siguiente interrogante: ¿Cómo se puede hacer para eliminar esa grasa y volumen sin pasar por el quirófano, sin anestesia, que sea indoloro y no invasivo?

Una alternativa que reúne estos requisitos es la cavitación ultrasónica la cual es un método reafirmante y moldeadora del cuerpo.

¿En qué consiste la cavitación?

La cavitación consiste en una irradiación de ultra sonidos que se realiza sobre el panículo adiposo (capa subcutánea de grasa) lo que provoca la creación de microburbujas de vapor, que al implosionar generan la energía suficiente para romper las membranas celulares de las paredes de los adipocitos, liberando de esta forma la grasa que se encuentra ahí encapsulada.

Luego esta sustancia se transforma en un líquido (diglicérido) que será posteriormente eliminada de forma natural por el organismo, ya sea mediante el sistema linfático y de las vías urinarias.

En medicina, el efecto de cavitación de ultrasonido se utiliza desde hace mucho tiempo para tratar especialidades como:
•Nefrología: para el proceso de litotripcia, romper los cálculos renales.
•Cirugía:  bisturíes ultrasónicos  en la disección sin derramamiento de sangre y la coagulación del tejido.
•Odontología: en la limpieza de los dientes por ultrasonido.

La cavitación y su utilidad

La cavitación puede ser empleado por las mujeres para reducir la celulitis y por los hombres que tienen la clásica barriguita cervecera, obteníendose resultado aún más espectaculares, ya que el cúmulo de grasa en el abdomen es menos compacto al tener mayor cantidad de agua, por lo que, gracias a la cavitación, se puede generar mayor cantidad de micro burbujas para eliminarla.

El tratamiento es seguro, y se realiza mediante una máquina especial que trabaja con un doble ultrasonido modulable de baja frecuencia que concentra su acción exclusivamente en el área que se quiere tratar, ofreciendo resultados localizados y efectivos desde la primera sesión.

Para conseguir una mayor efectividad, es aconsejable combinar las visitas a la clínica estética con tratamientos lipodrenantes -que faciliten la eliminación de la grasa-, reafirmantes -para que la piel luzca tonificada- y ejercicio muscular aeróbico.

Aunque a partir de las cinco sesiones ya son visibles sus beneficios, por lo general, para apreciar grandes cambios -es posible llegar a perder siete centímetros en tres meses- los expertos recomiendan someterse a una media de entre ocho y doce sesiones, dejando pasar entre cada una un intervalo de 10 a 15 días.

Procedimiento

Si es necesario, el médico hace la huella de diseño con un marcador especial. Por un procedimiento para manejar múltiples sitios de gran tamaño no es recomendable. En una sesión se puede obtener una disminución del volumen de 2 cm – 3 cm. No se recomiendan sesiones más de una vez por 7-10 días. No sobrecargar el hígado y los ríñones y los productos de descomposición de las células grasas deben salir necesariamente del cuerpo.

Para mejorar el efecto se puede inyectar en la grasa subcutánea de suero fisiológico por inyección. Se aplica a la piel y el gel de ultrasonido. El profesional selecciona un programa depende de la ubicación y el área de la zona de regeneración profunda. Para formar un pliegue de la piel con el fin de proteger las manos del profesional se utiliza una espátula de diseño especial.

La incomodidad de la exposición a los ultrasonidos no se debe sentir. Cuando se manifiesta alguna molestia física durante el procedimiento, el paciente debe informar al profesional que realiza el procedimiento y por ende suspender o cambiar la configuración del tratamiento.

Al final del procedimiento por lo general se lleva a cabo el masaje de la zona tratada. Durante una sesión de 20 a 30 minutos puede ser destruido cerca de 10 cm3del tejido adiposo subcutáneo. Como regla general, el resultado del procedimiento se ve inmediatamente y aumenta en los próximos días.

Aspectos a tomar en cuenta

El costo de dicho tratamiento de belleza puede variar entre 75 a 200 euros, dependiendo de la máquina empleada y la zona a tratar. Su mayor ventaja, a parte de evitar el quirófano y daños en la piel, es que sus resultados son duradero

Antes de someterse a este tipo de tratamiento, la persona debe ser evaluada para confirmar si efectivamente existe exceso de grasa o si no es significativo. No pueden realizar la cavitación las personas que tengan algunas enfermedades renales o hepáticas, el llevar un marcapasos u otros dispositivos electrónicos, el embarazo, la lactancia, la hipertrigliceridemia, etc.

Tres días antes del procedimiento, debe excluir el uso de alcohol, alimentos fritos, picantes, grasas, para reducir la carga sobre el hígado. Necesidad de consumir cantidades adecuadas de alimentos de origen vegetal ricos en fibra, para asegurar la función normal del tracto gastrointestinal.

Recordamos que este tratamiento debe ser complementado con ejercicio (se suele recomendar hacer plataforma vibratoria), una alimentación adecuada (preferiblemente mediante una dieta hipocalórica) y la toma de abundante líquido (dos litros de agua al día) para que la eliminación se pueda realizar con todo éxito.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s